logo
Enlaces de interés
ferimon fedme

Sin categoría

Crónica del fin de semana del 12-14 de julio por pirineos

Hola montañer@, tal y como teníamos planificado,  el pasado viernes 12 de julio nos encaminamos hacia el valle del río Aragón con el objetivo principal de ascender  la Peña Collarada, que con sus 2883 metros se alza imponente sobre la localidad oscense de Villanúa. Precisamente esa localidad sirvió de cuartel general para las actividades de los 9 montañeros inscritos en la actividad.El sábado, después de un desayuno madrugador, cogimos los coches para avanzar unos kilómetros por la pista que desde Villanúa sube al refugio de La Trapa. A la altura de una barrera que prohibía el paso a los vehículos no autorizados, comenzamos nuestra marcha a pié. Son la 7:30 de la mañana y la temperatura es agradable. Abandonamos la pista, siguiendo el camino marcado que se interna en el bosque y que en algo más de una hora nos conduce hacia las praderas donde se encuentra el refugio de La Trapa. De ahí la ruta supera un farallón rocoso, equipado con unas cadenas y sigue ascendiendo por praderas de fuerte pendiente hasta una canal rocosa que nos lleva directamente a la cumbre. El día estaba claro, no había viento y la temperatura era agradable. Así que todo invitaba a disfrutar de la cima, de un ligero almuerzo  y de las espléndidas vistas que teníamos, desde el Anie al macizo de Monte Perdido, pasando por el Petrechema, Bisaurín, Infiernos, Vignemale o Midi d’Ossau, entre muchos otros. A nuestros pies quedaba el ibón de Ip, dándole un toque de color azul turquesa a un panorama en el que predominaban el gris de  la piedra y el verde de las zonas herbosas.

Mejor describir la sensación de la cumbre con unas imágenes: https://youtu.be/qTXQZye_pZk

Después del disfrute en la cima, iniciamos el descenso hacia el collado que separa la Peña Collarada de su “hermana pequeña” Collaradeta. De ahí, por una zona kárstica en la que había que orientarse bien, alcanzamos un paso clave que nos permitía destrepar el cinturón rocoso que rodea la montaña y, ya por zona de bosque, llegar al refugio de La Espata. Rellenamos  nuestras maltrechas cantimploras en la fuente adyacente e hicimos una pausa para comer y echar una cabezada. Con un poco de pereza, proseguimos el descenso (menos mal que era a la sombra en su mayor parte) hasta la fuente del Paco, desde donde llaneando por una pista, alcanzamos los coches a eso de las 4 de la tarde.

Regresamos a Villanúa, en concreto al Albergue Tritón, donde nos alojamos. Después de la paliza, era el momento para descansar, ducharnos e hidratarnos convenientemente. El pueblo estaba muy animado, pues durante el fin de semana se celebraba la XV edición del “Jacetania Circus Festival”, con espectáculos para todos los públicos, gratuitos y al aire libre. Todo un lujo para matar las horas de asueto. Además, el domingo por la mañana se celebraba la carrera del doble kilómetro vertical al Collarada, una prueba clásica que atrajo a más de un centenar de corredores de montaña.

Como la previsión para el domingo no era muy buena, decidimos tomarnos las cosas con calma e ir a ver el inicio de la carrera. Las nubes se habían adueñado de la Collarada y el valle del río Aragón estaba totalmente cubierto. Así que entre las distintas opciones que teníamos, nos decidimos por ascender a la Peña Oroel desde Barós, un pueblecito cercano a Jaca. Allí el tiempo era más estable, aunque se veían algunos bancos de niebla asomando sobre la cima. La ruta se inicia por una suave pista que atraviesa un terreno con curiosas formaciones producidas por la erosión, para luego adentrarse en el bosque. La senda traza una diagonal hacia la izquierda de la montaña, con una continua y, en algunos casos, pronunciada pendiente. Es una ruta preciosa a la que llaman “Senda de los Lobos”. Se sale del bosque para llegar al lomo de Peña Oroel, donde el paisaje cambia bruscamente a una vegetación de monte bajo y arbustos en flor. Recorremos todo el cordal hasta la cumbre, coronada por una enorme cruz metálica. El día era gris, con vistas sobre el valle aunque, al fondo, las cumbres pirenaicas seguían envueltas por las nubes. Tras un breve descanso (el día estaba fresco) volvemos sobre nuestros pasos hasta encontrar una senda muy marcada que en un vertiginoso descenso en zig-zag nos condujo hasta el aparcamiento cercano al parador. Desde allí seguimos un trecho por la carretera hasta encontrar un cartel que nos condujo a la senda de regreso a Barós. Al final, nos salieron unas 5 horas de excursión, con casi mil metros de desnivel, para una ruta circular muy recomendable como alternativa a la altas cumbres pirenaicas.

Nos vemos en la siguiente.
Si quieres ver fotos, visita nuestro perfil de facebook.

8-10 de Junio. Picos de Europa

Hola montañer@s, aquí va la crónica de la salida por Picos que hicimos los días 8 al 10 de junio.

8 de junio, sábado: Los Llanos-Vega de Llos – Vegabaño – Pico Jario – Panderruedas

Para nuestra primera jornada, el sábado 8, realizamos una ruta circular con salida desde el valle leonés de Valdeón. Partimos a pie a las 7.15 desde nuestro albergue en Los Llanos (927 m) para aprovechar la buena previsión meteorológica de la mañana. Un total de cuatro socios y dos fichajes estrella leoneses. Nos dirigimos a la cercana localidad de Soto de Valdeón desde donde enganchamos el PR-PNPE 12 por la opción de la cuesta, que nos acerca a la Vega de Llos (1573 m), una preciosa vega situada en la vertiente meridional del Macizo Occidental de los Picos de Europa, encajada bajo las cumbres calizas de la Torre del Collado Verde (2.275 m) y de los Moledizos (2.256 m). En continuo ascenso y con los primeros rayos de sol llegamos hasta la majada de la Argoya, donde encontramos el pilón de Joto Verín y desembocamos en una pista que sin ninguna pérdida nos lleva hasta la Vega de Llos, donde además de una fuente hay un chozo.

Allí nos dejamos impresionar por la belleza de la primera vega que disfrutaremos a lo largo de nuestra travesía durante estos días.

Proseguimos ascendiendo sin tregua al collado del Frade para cobrarnos unas vistas espectaculares sobre el valle de Salambre. Descenderemos en dirección a Vegabaño por un precioso bosque de robles y hayas centenarias. Aprovechamos nuestra llegada al refugio de Vegabaño para degustar nuestro almuerzo acompañado por una botella de sidra.

Puestos en camino de nuevo, ascendemos nuevamente sin tregua al pico Jario (1913 m) que nos queda de paso en nuestro recorrido circular ya de regreso. Allá arriba disfrutamos de unas buenas vistas y saludamos a una excursión proveniente del páramo leonés.

Como Eolo no da tregua y nuestro segundo fichaje leonés nos espera en el collado de peña blanca, decidimos descender por las colladinas de Samaya para comer tranquilamente en un lugar recogido. Tan a gusto se encuentran los compañeros que incluso más de uno aprovecha para echar una cabezada y contar corzos en sueños.

Llegados a este punto ya solo nos queda descender tranquilamente bordeando el pico Guadañas hasta el puerto de Panderruedas, no sin antes admirar la niebla envolvente que ya se apoderaba a esas horas del día de todo el valle de Valdeón.

Tras 1650 m de desnivel positivo y 21 km de caminata descansaremos en nuestro albergue en compañía de nuestros guías leoneses que tan bien nos han ilustrado sobre la toponimia y el folclore local.

9 de Junio, domingo

La previsión para la jornada dominical no es muy halagüeña, hay una previsión meteorológica de lluvia a partir de las 17 h, chubascos imprevisibles y niebla a tutiplén. Por estas razones decidimos madrugar nuevamente y así  garantizarnos la mejor llegada posible a nuestro destino final del día: el refugio de Collado Jermoso (Diego Mella).

Dejamos el coche en Cordiñanes, pero contamos con el apoyo logístico de mi familia que facilita la circularidad de la ruta. Nos deja en la curva de Cañabedo subiendo por la carretera el puerto de Pandetrave, donde seguiremos el PR perfectamente jitado que nos llevará en el denominado antiguamente Camino del mercadillo (que previsiblemente cruzaría para bajar a Espinama y de allí a Cantabria).

Tras un ascenso inmiscuidos en un bosque que podría ser el escenario de cualquier cuento de hadas por la neblina del amanecer, los líquenes que penden de las ramas y los troncos de las hayas y la cama de hojas que aún se mantiene en el suelo…llegamos al Caben de Remoña para desviarnos hacia el sedo y acabar desembocando en la inolvidable Vega de Liordes, que a estas alturas aún resplandece con todo su verdor. Desde el alto divisamos nuestro próximo objetivo el Pico de la Padierna (2319 m) al que llegaremos disfrutando de una serena y solitaria ascensión atravesando el collado de la Padierna y remontando a la Colladina de las Nieves.

La niebla se ha apoderado completamente de Fuente Dé y en nada también lo hará de Liordes porque la niebla avanza sin dudarlo ascendiendo desde el Valle de Valdeón por la canal de la Sotín.

El camino hacia Jermoso por las colladinas transcurre atravesando los penúltimos neveros del invierno y muy entretenidos con el movimiento de los rebecos que nos rodean continuamente. La niebla ya lo envuelve prácticamente todo y hasta que no estamos casi en la última vuelta antes de llegar al refugio no lo divisamos. Ese día no habrá atardecer ni podremos admirar el Friero en todo su esplendor.

Tras una tarde de mus, vino y unas cuantas risas nos encamamos en el acogedor refugio que desde hace ya unos años regenta con muy buen criterio Pablo.

10 de junio, lunes

En este día hemos decidido dejar la ascensión a la Torre de la Palanca (2614 m) para otra ocasión porque habíamos dejado los crampones en el coche y la niebla no iba a permitir mucha visibilidad.

Descendemos por el salvaje argayo Congosto ya sin ningún miramiento hasta Cordiñanes donde luce a esas horas ya un sol radiante. Y por supuesto no abandonamos el valle sin hacer una parada en la quesería local para disfrutar de unos ricos quesos.

Después de estos buenos días me parecen apropiadas las palabras del alpinista Roger Baxter-Jones cuando decía: “Regresad vivos, regresad como amigos, llegad a la cumbre. Por este orden.”

 

Puedes ver las fotos en nuestro perfil de facebook.

 

Picos Gatón y Necutia, demanda riojana, el 19 de mayo

Hola montañer@, tal como teníamos previsto en nuestra programación, el domingo día 19 de mayo nos adentramos en los profundos valles del alto Oja, por las aldeas de Ezcaray.

Las previsiones meteorológicas no eran buenas, por ello seguramente muchas personas optaron por quedarse en casa, pero un puñado de valientes no se amedrentaron y decidieron retar a las inclemencias del tiempo.

La quedada fue por partes, algunos partieron de Logroño para unirse más tarde con otros en Ezcaray y después el grupo al completo en la aldea de Posadas, formando un equipo de nueve montañeros.

Finalmente se optó por buscar un itinerario alternativo al inicialmente proyectado, dejando el Necutia y Gatón para otra ocasión dado que había nieve en las cimas y sobre todo por las nubes que estaban bien agarradas.

Así pues, con paraguas en mano y bajo una fina lluvia, empezamos a caminar en torno a las 9 y cuarto con dirección a la aldea de Altuzarra. Una vez llegado a este punto, cogimos la pista de la izquierda en lugar de continuar por el sendero que transcurre paralelo al arroyo de igual nombre por donde fuimos el año pasado por estas fechas.

La pista va ascendiendo, lenta pero inexorablemente, por lo que empezó a sobrar ropa y afortunadamente la lluvia cesó y ya no volvió a caer agua en toda la jornada. El paisaje se abrió y pudimos gozar de muy bonitas vistas con el verde de las hojas de las hayas recién brotadas, mezclado con el perenne verde de los pinos y abetos, con ese blanco de la nieve en las cimas, la flor morada del brezo y todo ello con el suave abrazo de las nubes. Y también quiso acompañarnos una familia de ciervos que se nos cruzó por el camino en dos ocasiones. ¿se puede pedir más?

Llegamos a un desvío donde se acumulaban troncos preparados para ser transportados a las serrerías abandonando la dirección que va hacia la cabecera del arroyo Altuzarra para ir hacia el otro valle. Tras una breve parada para beber agua, continuamos caminando hasta llegar a un paraje denominado Rebenzalaya,  la cota máxima del día con sus 1.607 metros, un collado que unía los dos valles y coronado con grandes paredes de troncos apilados arrebatados a los bosques.

Teníamos en frente al San Lorenzo, aunque debíamos imaginarlo ya que estaba bajo el manto de una espesa niebla y tras las fotos de rigor, abandonamos la pista para coger una senda cuesta abajo y con cuidado de no resbalar con el barro.

Tras varios cruces de distintos caminos que recorren estas cumbres, llegamos a la parte alta del valle del arroyo Usaya para ir descendiendo en mitad de un espectacular y frondoso hayedo de un verde intenso con agua por todas partes. La bajada fue relajada, parando varias veces para hacer fotos y charlar sobre temas diversos como la otra función de los “petazetas”, las desventuras de unos y las nuevas aventuras de otros quienes han dejado de aparecer en nuestras salidas.

Tras cruzar el arroyo siete veces, con sus siete puentes que dan nombre a una salida dominguera para conocer este valle, llegamos a Azárrulla. Aquí había dos opciones, ir directamente a Posadas o bajar a San Antón para tomar una cerveza. Como bien podéis imaginar, esta segunda opción fue unánimemente acordada por lo que acabamos en la Antigua Ferrería para tomarnos el zumo de cebada fermentado en unas mesas y sillas dando cuenta del almuerzo que llevábamos en la mochila.

Tras este momento de relax, inmortalizado con una foto, nos dirigimos por carretera hasta el puente sobre el Oja a la altura del “Ikea” para desde aquí caminar por la senda de La Herradura hasta Posadas, nuestro destino final.

Eran las dos y cuarto, y con un muy buen sabor de boca por el deleite paisajístico de una bonita jornada montañera, nos despedimos emplazándonos a la siguiente. Una gozada y un placer.

Nos vemos!

Si quieres ver las fotos, visita nuestro perfil de facebook:  https://www.facebook.com/SMIreguaAlberite/

Salida por Santa Marina 4-5 de mayo

Hola montañer@, el fin de semana del 4 y 5 de mayo tuvimos la actividad, apta para familias, en Santa Marina, tal como estaba en nuestra programacióm.

La noche del sábado, en lugar de dormir en tienda de campaña como estaba previsto, los asistentes durmieron bajo techo en el pueblo. A la mañana siguiente, junto con los que vinieron ese día, se realizó un bonito paseo por los alrededores visitando alguna aldea abandonada de la zona, en compañía de un burro que hizo las delicias de los más pequeños y de los que no lo son tanto.

Posteriormente hubo una estupenda comida todos juntos para luego cada uno regresar a su casa tras un espectacular día.

En este fin de semana hubo risas, juegos con los más pequeños, paseos con el burro,… todo muy ameno y divertido en las alpujarras riojanas sin olvidarnos de Ana, Benito y familia, los estupendos anfitriones que hicieron todo lo posible para que todos estuvieran muy a gusto.

Para ver las fotos, visita nuestro perfil de facebook.

Hasta la próxima

 

14 de abril. Ascensión al pico Cerezales desde Neila

Hola montañer@, de acuerdo con nuestra programación,  el domingo día 14 de abril realizamos la ascensión al pico Cerezales (1.867 mts.) desde la localidad burgalesa de Neila (1.175 mts).

Quedamos a las ocho de la mañana en los cines Siete Infantes, desde donde salimos en direccion a Neila lugar de inicio de nuestra ruta. Desde allí ascendimos entre pinares hacia el collado de Huerta, donde tomamos un cortafuegos que nos llevó directos al cerro Garañon evitando asi los rodeos que da la pista forestal. Y ya desde aqui, siguiendo la linea de cumbre, bajamos al collado de Neila para seguidamente ascender al pico Cerezales (1.867 mts.) objetivo de nuestra excursión.

Despues de la reglamentaria foto de cima continuamos entre bosque muy cerrado hasta llegar al paraje conocido como el Piquillo repusimos fuerzas y a partir de aquí descendimos hasta la cota de 1300 mts aproximadamente donde una senda bien marcada nos condujo de regreso al pueblo de Neila donde tras una ligera hidratacion dimos por concluida esta ruta.

Nos vemos en la siguiente.

Puedes ver las fotos en nuestro perfil de facebook.

 

31 de marzo, ruta por la costa, subida al Jaizkibel y posterior sidrería

De acuerdo con nuestra programación, el domingo 31 de marzo realizamos nuestra cita clásica con la montaña vasca con final en sidrería.

A las 7:00 h. en Alberite y quince minutos más tarde en Logroño, nos juntamos en el autobús. Tras pasar lista y ver que estábamos todos, a pesar de haber dormido una hora menos por el cambio horario, arrancamos camino de tierras guipuzcoanas.

Algunos aprovecharon el tiempo para prolongar el sueño que fue arrancado por la alarma y otros para charlar y ponerse al día. Poco antes de llegar a Pamplona, recogemos a Alfonso, para proseguir con ruta. Llegados a Hondarribia, tras unos titubeos del conductor debido a las diferentes opciones que proporcionaba el navegador, llegamos hasta el aparcamiento de El Fuerte de Guadalupe donde estaban Txampi, Izaskun y otros lugareños quienes nos acompañarían en la jornada de hoy haciendo la ruta que nos ha preparado como otros años Alberto que también estaba en la comitiva de recepción.

Tras ponernos las botas, revisar las mochilas y descartar los chubasqueros y otra ropa de abrigo puesto que el día promete ser de sol y calor, arrancamos a caminar en torno a las 9:45. Abandonamos la construcción militar, bien conservada y tras atravesar el aparcamiento, llegamos a una senda boscosa para ir descendiendo paulatinamente hasta llegar al nivel del mar. En una entrada del Cantábrico pudimos ver cómo alguna envalentonada niña estaba dándose su, quizá, primer baño del año.

La senda volvió a subir para coger algo de altura y con ello, yendo paralelos a la costa, pudimos gozar de estupendas vistas de las playas, acantilados y otros bellos lugares. La zona estaba frecuentada por más grupos de personas que aprovecharon el buen tiempo para dar unos paseos por este bonito lugar.

Fuimos gran parte del recorrido bajo las señales del GR hasta que llegamos nuevamente hasta cota del nivel del mar y desde aquí nos fuimos alejando poco a poco caminando por una desnuda senda pendiente arriba con la mirada puesta en las antenas que poblaban la cima del Jaizkibel. A estas alturas, el grupo se estiró donde los primeros tuvieron que esperar a los últimos en algunos puntos en las denominadas paradas del hp…

El calor apretaba, el sol no nos recordaba que estuviéramos a finales de marzo sino casi en verano, pero menos mal que de vez en cuando la fresca brisa marina nos aliviaba.

En torno a las 13:50 h., pudimos hacer la foto de cima con el grupo al completo en el Jaizkibel a 425 metros de altitud y rápidamente empezamos a descender hasta el autobús que nos esperaba en una explanada, algunos kilómetros arriba respecto de nuestro punto de partida.

Hemos caminado un poco más de 14 kilómetros, pocos para algunos y eternos para otros. Pero todos esperábamos ansiosos la sidra.

Una vez alcanzado el vehículo, nos quitamos la ropa empapada de sudor y nos pusimos calzado cómodo para rápidamente dirigirnos a Astigarrága que aún nos quedaba una media hora de camino.

En torno a las tres y diez, las cuatro mesas que la sidrería Alorrenea nos había preparado se llenaron con los 50 comensales que allí llegamos, si bien rápidamente nos levantamos para ir con vaso en mano a las kupelas para celebrar con sidra la bonita excursión del día.

La comida fue discurriendo con un exquisito menú, con continuas visitas a las kupelas, y del brindis por la jornada se fue pasando a la exaltación de la amistad con un final musical donde vecinos de las mesas de al lado sacaron la gaita y el acordeón para cantar y bailar todos juntos.

Tras hacer las cuentas, que cuadraron perfectamente, algunos fueron a tomar un café y otras bebidas espirituosas, antes de montar en el autobús.

Hubo momento para la típica foto de grupo, algunos con los ojos chisposos, para justo después despedirnos de Alberto que, un año más, nos organizó una muy bonita ruta.

El autobús arrancó, supuestamente con todos dentro, para ir hasta casa.

Si quieres ver las fotos, visita nuestro perfil de facebook

Hasta la próxima

 

 

Breve crónica de la Excursión por la Sierra de Urbasa, 17 de marzo

De acuerdo con nuestra programación, realizamos una excursión familiar por el Parque Natural de Urbasa para lo cual quedamos 20 personas desde nuestro punto habitual de quedadas. La idea original era hacer unos 17 kilómetros recorriendo una parte importante del cresterío pero la meteorología nos obligó a recortar el itinerario inicialmente
previsto y nos conformamos con uno de tan sólo 7 kilómetros.
Llegamos con los coches hasta el centro de información de Urbasa en Sorogaín desde donde salimos en dirección al norte por un sendero que ascendía en fuerte pendiente por un hayedo, encontrándonos con algunos ejemplares de hayas con curiosas formas para deleite de mayores y pequeños. Tras unos 50 minutos de caminata coronamos el puerto de Bargagain coincidiendo con el camino que asciende de Alsasua y en este punto había varias rocas con curiosas formas y cubiertas de musgo. A esta zona se la conoce como Artzambaratza.
Había mucha niebla lo que impidió que pudiésemos gozar de las bonitas vistas que desde aquí se pueden  contemplar.  Y desde aquí nos ponemos rumbo a la cumbre del día, el Bargagaín de 1.154 mts de altitud, cogiendo un sendero que iba por el cresterío hasta llegar a la roca coronada por la Cruz de Bargagaín en la que nos hicimos la foto de grupo. La niebla nos acompañó también hasta este punto por lo que tuvimos que imaginarnos las vistas.
Continuamos por el sendero del cresterío y al llegar al camino que nos bajaría al hayedo encantado, decidimos intentar ir hasta la ermita de Santa Marina, pero poco después y a la vista de que el tiempo estaba empeorando bastante, decidimos bajar hasta los coches en apenas una hora.

No ha sido la excursión deseada en cuanto a vistas ni hemos recorrido el itinerario previsto, pero a pesar de ello  hemos disfrutado de la naturaleza, de la compañía y sobre todo viendo que los más pequeños han formado parte de esta salida.

Nos vemos en la siguiente!

Si quieres ver las fotos, accede a nuestro perfil de facebook.

BREVE RESEÑA CURSO DE PROGRESIÓN Y SEGURIDAD EN EL APINISMO

El curso de progresión y seguridad en el alpinismo programado por la Sociedad de Montaña Iregua entre las actividades del año 2019, se celebró el fin de semana del 23 y 24 de febrero en el Valle de Hecho.La formación duró dos jornadas completas y tuvo lugar en el camino de ascenso al Collado de Foratón desde el Refugio de Gabardito, donde las laderas del monte Punta de la Cuta ofrecen un escenario seguro y muy polivalente para este tipo de acciones.

El sábado durante la aproximación al lugar de las practicas se repasaron las distintas técnicas de progresión en nieve en ascenso y descenso que se estudian en el curso de iniciación, y que dependen del estado de la nieve y de la pendiente del terreno. El resto de la jornada se dedicó al aprendizaje de la autodetención con piolet, de distintos tipos de anclajes (piolet vertical, piolet en forma de T, trono de nieve y cueva de nieve) y de la técnica de rapelado utilizando una sencilla seta de nieve y una cuerda fina de alpinismo de 30 m. Ya por la tarde y al abrigo del refugio el profesor, Gorri, con ayuda de material básico de alpinismo enseño a hacer los nudos sencillos que es imprescindible dominar en las actividades de progresión en nieve:

* Dinámico: para asegurar al compañero y rapelar
* Ballestrinque: para asegurarse uno mismo
* Alondra: para asegurarse uno mismo
* Ocho y ocho en doble: conexión arnés, cerrar cabos y cuerdas

También se vieron dos sencillas formas de construir un arnés con cuerda de 3 o 4 metros (arnés de fortuna).

La jornada del domingo se dedicó a poner en práctica los conocimientos adquiridos el día de antes. Se hicieron progresiones en cordadas de 2 y 3 personas en las que se perfeccionó el aseguramiento propio y del compañero.

La climatología acompañó con un sol radiante y el curso discurrió en un ambiente agradable y distendido, pero siempre bajo la atenta supervisión y la gran profesionalidad de Gorri, quien con su amplia experiencia en montaña supo transmitir a los alumnos la importancia de la seguridad cuando se sale a practicar alpinismo y la necesidad de este tipo de formaciones que clubs como el nuestro siempre trata de poner al alcance de sus socios.

¡¡¡No perdáis la oportunidad y apuntaros al próximo, os prometo que lo disfrutareis al máximo!!!”

Saludos y hasta la próxima.

Si quieres ver las fotos, visita nuestro perfil en Facebook

Breve reseña del curso básico de progresión invernal

Decía el gran alpinista Georges Livanos que lo esencial no es escalar rápido sino durante mucho tiempo, quizá por eso desde la Sociedad de Montaña Iregua se ha considerado como una buena prioridad, desde hace ya unos años, facilitar a sus socios el conocimiento para desenvolverse con el uso de crampones y piolet durante el invierno.

De esta manera, el pasado sábado 9 de febrero siete curiosos prealpinistas nos dimos cita a las 8.15 horas en el aparcamiento de Valdezcaray junto con nuestro guía de montaña de cabecera, Luis Ángel Rojo García “Gorri”. El día amanecía con un cielo impoluto, lo que prometía ser una jornada ajetreada de esquiadores en las pistas de la estación.

Con el buen criterio de “Gorri”, que confía en la convivencia y respeto entre alpinistas y esquiadores, conseguimos ir ascendiendo hasta la olla del pico San Lorenzo, en busca de una óptima calidad tanto de nieve dura como de hielo para poner en práctica sus explicaciones sobre la técnica gestual en el uso de crampones y piolet, tanto en ascensiones como en descensos.

La calidad del hielo para poner a prueba las diversas nociones que nuestro guía consideraba imprescindibles era inmejorable, así pudimos realizar diversos tipos de caídas para trabajar la autodetención.

Resultó ser un curso muy dinámico en el que en pocas ocasiones permanecimos quietos, por lo que la sensación térmica no fue extremadamente baja. Tras el almuerzo a media mañana comenzamos el regreso al parking, reafirmando los conocimientos adquiridos y descendiendo por laderas con una pendiente de 35-40% muy heladas en las que costaba clavar  tanto el piolet como los crampones, pero en las que todos nosotros demostramos ser un grupo muy avezado.

Felizmente concluimos nuestra lección invernal sobre las 15 horas, deseando todos nosotros poner en práctica muy pronto las habilidades aprendidas.

Si quieres ver las fotos, visita nuestro perfil de facebook!!

 

16-17 de Febrero, fin de semana en el pirineo aragonés

Hola montañer@,

El fin de semana del 16-17 de Febrero está prevista una salida al Pirineo con la idea es subir al Pico Los Monjes situado en los alrededores de la estación de Astún con la opción, para los que quieran, de practicar esquí en la estación de Candanchú o Astún. Como actividad para el otro día se prevéla ascender al Pico La Larry situado al otro lado del túnel de Canfranc en la parte francesa.Las rutas se concretarán allí y será en función de las condiciones meteorológicas y de la montaña.

Para estas actividades es requisito obligatorio  estar federado y saber desenvolverse con el material de nieve: piolet, crampones, raquetas o esquí de travesía. En caso de mal tiempo se intentarán hacer otras actividades más accesibles.

Para poder hacer las reservas en el albergue juvenil Valle de Aisa, en el pueblo de Aisa, es necesario apuntarse antes del día 1 de Febrero enviando un correo a excursiones@smiregua.es.

 

Los precios de son 18 € (sólo alojamiento), 23,50 € (alojamiento y desayuno) y de 34, 50 € para media pensión.Dado que hay varias opciones es preciso que además del nombre, se indique el tipo de reserva que se quiere hacer, por ejemplo si se quiere ir desde el viernes o el sábado con reserva de media pensión para uno o dos días. O incluso si alguno prefiere dormir por su cuenta también indicarlo. En definitiva, es muy importante dejar claro lo que se quiere reservar y tener en cuenta que una vez hecha la reserva habrá que ir.

Te esperamos. Comparte!!